Reloj con teléfono: ventajas y desventajas

Un reloj con teléfono incorporado es la opción ideal para aquellos que piensan que el mayor inconveniente del smartwatch es su dependencia del teléfono móvil. Nosotros creemos que esto no es una desventaja sino una cualidad que favorece la comunicación rápida y complementa en muchas cosas al smartphone. Pero hay opciones válidas para quienes quieren mayor autonomía.

 

Reloj con telefono

 

Qué puede hacer de más un reloj con teléfono

 

Para que un smartwatch pueda ser considerado como un reloj con teléfono móvil debe llevar necesariamente una tarjeta SIM. Muchos modelos de smartwatches pueden entrar perfectamente en esta categoría de relojes puesto que permiten hacer llamadas y responderlas aunque sea a través del smartphone, como por ejemplo el Apple Watch o el Samsung Gear 2.

No obstante, un reloj teléfono con tarjeta SIM tiene autonomía del móvil debido a que el número desde el que podemos llamar y conectarnos a internet está unido al mismo reloj. Con estas características y para esas funciones, por tanto, es cuando se consigue una independencia total del smartphone.

 

Modelos de reloj teléfono con tarjeta SIM

 

Realmente no es ninguna novedad la existencia de este tipo de smartwatches con funciones de teléfono móvil incorporadas y de manejo autónomo. A finales del 2013 llegaron noticias de un peculiar smartwatch con teléfono que utilizaba el sistema operativo Android con la interfaz Metro de Windows Phone: el Goophone Smart Watch.

Consideremos que este smartwatch chino se presentó en el año que prácticamente dio comienzo a la llegada del reloj inteligente tal como lo concebimos ahora e incluía la función que muchos desean y que las otras marcas no proporcionaban. Es decir, la tecnología ya existía.

Desconocemos qué ocurrió con este reloj con teléfono porque ni siquiera está disponible en la tienda de Goophone, que vende únicamente smartphones.

En este video podemos verlo:

 

 

Lo que está claro es que existen fabricantes que sí apuestan decididamente por este tipo de  modelos aunque, de momento, no suelen ser las marcas de smartwatches más conocidas. Podríamos pensar que las grandes marcas no quieren incorporar tarjeta SIM a sus relojes inteligentes para mantener la dependencia telefónica y de datos con los smartphones y así tener que comprar dos dispositivos en vez de uno, pero la realidad a veces es más compleja y puede haber inconvenientes tanto de construcción como normativos.

Aunque hemos dicho que debe conocerse bien el objeto de ser de un smartwatch y no confundirlo con las prestaciones que puede ofrecer un smartphone, hay usuarios que consideran una limitación el hecho de depender del teléfono móvil y que, tal vez, tuvieran suficiente con uno de los dos aparatos para gestionar sus comunicaciones. Quizás, solo quizás, a las marcas más importantes no les interese demasiado ofrecer un smartwatch autónomo que les reste ventas de smartphones; pero es algo que cambiará porque el usuario lo demanda y vemos, por ejemplo, cómo Samsung tiene su modelo Gear S con tarjeta SIM.

 

Por otro lado, abundando en los posibles inconvenientes de contrucción, es posible que la inclusión de una tarjeta SIM a un smartwatch produzca un consumo de batería mayor, por lo cual su duración se vería más mermada en un aparato que de por sí tiene poca autonomía. A nivel de diseño también podría suponer un compromiso entre el tamaño superior que requeriría y la comodidad de uso.

Pero aquí entran en juego otros actores que han conseguido una solución inteligente como el U Watch U11, que tiene la opción de acoplar una tarjeta SIM mediante un accesorio en la parte trasera. Una novedosa forma de utilizar el smartwatch a gusto del consumidor por parte de un dispositivo que, aunque no es un reloj con teléfono y GPS ni wifi, ofrece prestaciones francamente interesantes a un precio comedido.

 

Reloj telefono con SIM

 

Otros relojes con teléfono móvil incorporado

 

Además del U Watch U11 hay otros smartwatch con tarjeta SIM de marcas desconocidas y precios, a veces ridículos, como el YUNTAB S, el Wiseup® GT08 o el Excelvan S39, que si bien lucen carencias como tener conexión 2G y/o escasas prestaciones, sí tienen la facultad de poder utilizarse como teléfono independiente. Por lo que cuestan no se les puede pedir más.

 

Pros y contras de los relojes con teléfono

 

Quizás debamos reflexionar un poco a la hora de valorar la conveniencia de disponer de tarjeta SIM en un smartwatch para independizarlo del móvil. Tal cual se presentan ahora los smartwatches son un dispositivo fantástico capaz de proporcionarnos comodidad y ahorrarnos mucho tiempo en la gestión de nuestras comunicaciones y parece lógico pensar que si encima podemos utilizarlos totalmente independizados del teléfono, mucho mejor.

En teoría es así. Ahora bien, imaginémonos manteniendo una llamada desde el reloj con la muñeca pegada a la oreja. Verdaderamente se antoja algo extraño, incómodo y poco discreto si hay gente delante, incluso aunque lo utilicemos en modo de manos libres como un reloj normal al que se consulta la hora. Para conversaciones cortas podría ser útil; de otro modo habría que echar mano de unos auriculares bluetooth.

Por otro lado, el hecho de poder salir de casa en determinadas situaciones y no tener que llevar el teléfono encima supondría una comodidad y un alivio magníficos. O sencillamente porque te has olvidado el smartphone y no puedes volver por él. Llevar puesto entonces un reloj con teléfono se convertiría en un auténtico desahogo.

 

Resumiendo:

A favor:

  • Autonomía del smartphone
  • Disponer de un “repuesto” telefónico
  • Comodidad por no llevar el tocho-móvil

En contra:

  • Indiscreción para conversar
  • Probable aumento del tamaño del reloj
  • Probable disminución de la duración de la batería

 

Conclusión

 

En realidad, hay que considerar más factores a la hora de comprar un smartwatch que el hecho de que incluya ranura para la tarjeta SIM.

Es cada uno es quien debe resolver qué le conviene para comprar lo más adecuado. Personalmente, la mejor opción es la que plantea el U11: tener la posibilidad de elegir en función del momento. Cualquier smartwatch debería poder incluir una tarjeta SIM y dejar en manos del usuario qué hacer con ella.

La tecnología actual permite hacerlo, de modo que no hay excusas y sí, tal vez, intereses comerciales.

Nos encantará escucharte, así que

Dinos qué piensas