Comprar smartwatch ahora: ¿es el momento?

Comprar smartwatch en estos momentos es una incógnita para algunas personas que no tienen claro si realmente se trata de un dispositivo lo suficientemente útil porque depende en gran medida del smartphone. Además, el elevado precio que tienen los modelos más capaces plantea dudas a todos aquellos apasionados de la tecnología que no saben si será una inversión adecuada para las prestaciones que ofrece. Veamos si merece la pena comprar ahora o no.

 

Comprar un smartwatch ahora

 

Comprar smartwatch por comodidad, funcionalidad y eficacia

 

La información no acaba nunca y se acumula constantemente; la incesante comunicación consume nuestro tiempo y acapara valiosos minutos diarios. Y gestionar nuestro tiempo, aprovecharlo al máximo cómodamente, es posible gracias al reloj inteligente.

 

Con un smartwatch tendrás a tu alcance la información que te interesa, las notificaciones que te importan, la comunicación que necesitas y el ocio que reclamas, en un aparato avanzado y con estilo que utilizarás en cualquier lugar y situación.

 

Fundamentalmente, comprar un smartwatch supone adquirir una serie de funcionalidades que nos permiten gestionar muy cómodamente varios servicios en red que utilizamos en nuestro smartphone, como el correo electrónico y las notificaciones de redes sociales o de mensajería instantánea, además de las llamadas y las alertas, entre otras muchas cosas.

 

La utilidad del smartwatch podría equipararse a la del mando a distancia del televisor en cuanto a comodidad y ahorro de tiempo se refiere. Obviamente, el mando de la tele viene incluido con ella y no supone un desembolso de dinero como ocurre si compramos un smartwatch.

 

Pero en la comodidad queda la única similitud con el mando a distancia puesto que un reloj inteligente proporciona muchísimas más funciones que además usamos habitualmente y en cualquier momento. Es un dispositivo que llevamos con nosotros continuamente a no ser que vayamos a hacer un uso esporádico de él como, por ejemplo, en actividades deportivas.

 

De modo que el hecho de poder sustituir al smartphone en muchas cosas es justificación suficiente para comprar un smartwatch.

 

Aunque algunos modelos tienen una autonomía importante porque pueden llevar tarjeta SIM, WIFI o GPS y podemos salir a hacer deporte sin el teléfono —por poner un caso habitual— debemos ser conscientes de que no puede sustituir completamente al smartphone porque se trata de un dispositivo diferente.

 

Si nos gusta ver videos, leer o hacer fotos, no cabe la menor duda de que el smartwatch no es el aparato más apropiado para ello por el pequeño tamaño de su pantalla. Sencillamente no está pensado para eso y es un error considerar que no es útil porque no puede sustituir al smartphone en todo; se trata, esencialmente, de un complemento idóneo.

Comprar smartwatch es caro

 

El precio que tienen los relojes inteligentes es alto en los modelos de marcas de smartwatch reconocidas con altas prestaciones y diseños trabajados. Esto es claramente un inconveniente para decidir si comprar un smartwatch ahora o esperar a que los precios bajen y aumenten sus prestaciones.

 

Es previsible que las funciones de los relojes inteligentes vayan aumentando a medida que se siga avanzando en su desarrollo pero ahora mismo son lo suficientemente útiles como para que comprar un smartwatch esté justificado.

 

En cuanto al precio, existen modelos baratos que cumplen con lo básico que se le pide a un dispositivo de estas características, como estar al tanto de las notificaciones del teléfono, las llamadas, o disponer de la agenda de contactos. Por lo tanto, el coste deja de ser un motivo excluyente para comprar smartwatch que satisfaga lo mínimo.

 

La duración de la batería

 

Probablemente, la mayor incomodidad de los dispositivos electrónicos multifuncionales con pantalla sea la escasa duración de la batería. En el caso de los smartwatches esto implica una inevitable comparación con respecto a cualquier reloj convencional por el mero hecho del formato “reloj de pulsera”.

 

No cabe duda que puede suponer un lastre en la intención de compra pero hemos de ser conscientes que las pantallas que usan y las funciones de conectividad requieren un consumo energético superior al de cualquier reloj normal y que, en sí mismo, no se trata simplemente de un reloj, del mismo modo que un smartphone no es solo un teléfono.

 

Siendo conscientes del tipo de dispositivo que se trata y de cuál es su cometido, podemos llegar a la conclusión de que es un inconveniente asumible.

 

Comprar smartwatch por la moda

 

Hay quien compra un smartwatch por una cuestión de moda. Ahora mismo los relojes inteligentes son un objeto novedoso y atractivo para cualquier amante de los gadgets y poder lucir uno lo convierte en objeto de deseo.

 

Si además vemos cómo los fabricantes han puesto gran énfasis en mejorar el diseño de sus productos hasta asemejarlos a los relojes tradicionales esféricos, con líneas cuidadas y detalles de calidad, se crea una razón más para considerar la compra del smartwatch como accesorio de vestir con características funcionales añadidas.

 

Comprar smartwatch ahora

 

¿Es momento de comprar un smartwatch?

 

Habrá algunas personas que crean mejor esperar a que aumenten las prestaciones, la duración de la batería y baje el precio. Es algo que ocurre a menudo con productos tecnológicos como ordenadores o teléfonos móviles. No obstante, ahora mismo, el smartwatch es un reloj lo suficientemente útil y maduro como para que su compra sea un acierto.

 

No tiene sentido esperar más tiempo. Cualquier producto de las características mencionadas anteriormente es tan novedoso hoy como obsoleto será mañana, porque es un hecho inherente al progreso continuo en el desarrollo y perfeccionamiento tecnológico y debe asumirse como tal.

 

Si estuviéramos esperando siempre algo mejor terminaríamos por no comprar nada y nos veríamos privados de una comodidad ya probada. Y la comodidad basada en la gestión tecnológica en este tipo de dispositivos es su principal razón de ser.

 

No permitas que tu tiempo se diluya en innumerables instantes dependientes de tu teléfono inteligente cuando puedes tener el dispositivo ideal para actuar más rápido y eficazmente en tantas acciones cotidianas: el smartwatch. Tú puedes tener el poder de controlar así que consíguelo.

 

De modo que si te preguntas si es un buen momento para comprar un smartwatch ahora, la respuesta es sí. Es el momento perfecto.

Imagen: it’s time de franklinheijnen. Licencia CC.

Nos encantará escucharte, así que

Dinos qué piensas